lunes, 26 de enero de 2015

TARTA DE MANZANA

Ingredientes: 
Para un molde de
22 cm de diámetro: 
* 1 lámina de masa quebrada 
Para la crema pastelera: 
* 250 ml de leche 
* 25 g de harina 
* 75 g de azúcar 
* 2 yemas 
* piel de limón 
* una ramita de canela 
Para la capa 
  superior:
 * 2 manzanas
* 1 huevo
* zumo de limón
* azúcar para espolvorear 
la superficie 
* gelatina de manzana para cubrir la tarta después de hornear 
Elaboración: 
Colocar la lámina de masa quebrada en el molde para tartas y cocerla durante 10 minutos en horno precalentado a 175ºC.
Para la crema pastelera:
En un cazo, poner la leche a hervir con la canela y la piel de limón.
Por otro lado, mezclar la harina y el azúcar en un bol e incorporar las dos yemas de huevo batidas, integrándolas con unas varillas. Añadir un poco de la leche caliente y remover.
Verter esta mezcla en el cazo con el resto de la leche hirviendo (sin la ramita de canela y la piel de limón). Seguir removiendo con las varillas para que no se pegue al fondo hasta que hierva. Retirar del fuego y colocar en un bol grande para que enfríe y termine de espesar.
Para la capa superior:
Pelar y descorazonar las manzanas, partirlas en rodajass y rociarlas con zumo de limón.
Ponerlas en una cazuela y dejarlas cocer a fuego suave durante unos 45 minutos (o hasta que estén hechas y hayan absorbido el jugo que desprenden).
Retirarlas del fuego y dejarlas enfriar.
Disponer la crema pastelera, una vez fría, en la base de pasta quebrada, y sobre ella, colocar las láminas de manzana, una al lado de la otra, procurando que queden muy ajustadas. Una vez acomodada toda la manzana, pincelar con el huevo batido y espolvorear la superficie con azúcar para caramelizarla y darle un tono doradito.
Hornear a 180ºC durante 30 minutos, calor arriba y abajo. Sacar y dejar enfriar totalmente para evitar que pueda romperse al desmoldarla.
Para la gelatina con la que cubrir la tarta, cocer 10 minutos los trozos de manzana que hayan sobrado junto con 2 cucharadas de azúcar en 200 ml de agua, haciendo una especie de compota. Separar medio vaso del agua que haya quedado y, todavía caliente, añadir 3 hojas de gelatina remojadas. Cuando la tarta haya perdido parte del calor, extender con un pincel la gelatina por la superficie para que coja brillo.
Pink Strawberry